IDENTIFICACION CRIMINAL Y SUS TIPOS

IDENTIFICACION CRIMINAL Y SUS TIPOS

Cada persona es única, con características que no se repiten en cualquiera de los planos científicos y estructurales, lo que permite mediante técnicas científicas la caracterización única y específica de cada individuo.

La identificación permite determinar la individualidad o identidad de una persona mediante la tipificación de un conjunto de signos que lo diferencian de los demás, sin embargo los métodos han evolucionado desde los orales, pasando por los escritos hasta los biológicos.

El uso de un nombre es quizás el método más antiguo y es el nexo entre la persona jurídica y la persona física. A tal nombre se le asociaban adjetivos, ubicaciones, etc, que buscaban garantizar una identidad única.

Cada persona tiene el derecho de una identidad ante la sociedad que está en relación directa con el ejercicio de sus deberes y derechos ante la sociedad y tales características que lo definen como individuo también han de caracterizarlo ante la ley cuando se sospeche que haya incurrido en delito, valiéndose para ello de procedimientos sobre el mismo o sobre personas u objetos relacionados a tal.

La identificación tiene importancia en el ámbito penal y civil y puede abarcar desde el establecimiento de responsabilidades en un crimen hasta las compensaciones de los familiares.

Las evidencias que definen la identidad de la persona pueden derivar de su mismo cuerpo, a las que se denominan orgánicas o pueden estar relacionadas a él pero no provenir de su cuerpo, a las que se conceptualizan como inorgánicas; desafortunadamente las evidencias no siempre son determinantes absolutas de la identidad y pueden solo dar indicio el mismo.

De todos los indicios que se pueden ubicar en la escena de un crimen, las huellas corporales en general son las más comunes

1. Identificación de personas.

La identificación es la acción de reconocer si una persona es la que se busca o se supone que es.

La forma más fácil de identificar a una persona es por sus rasgos fisionómicos. La fotografía es la reproducción más exacta de los datos fisionómicos de una persona. Pero en ocasiones no se cuenta con ello, por ello se deben usar otras técnicas para identificar a una persona.

a Sistemas de identificación (persona viva, cadáver reciente y cadáver antiguo)
Se puede hablar de tres tipos de identificación:
· Identificación de la persona viva.
· Identificación del cadáver reciente.
· Identificación del cadáver antiguo.

Para cada una de ellas se usa diversas técnicas. En las dos primeras se usa la Dactiloscopia (que está incluida en la Huello grafía, que es un apartado más amplio) entre otros tipos de huella: las huellas plantares, palmares, de zapatos, de ruedas de vehículos, etc.

Dactiloscopia.
La huella dactilar queda definida desde el sexto mes de embarazo y no cambiará nunca más. El sistema dactiloscópico es un sistema infalible de identificación en el mundo.

c Técnicas de identificación biométricas.
Forma de la mano: Similar al reconocimiento de la huella, pero la persona debe poner su mano abierta sobre un escáner especifico, se analiza la forma y geometría de la misma (forma, longitud y grosor de los dedos, ancho de la palma, etc.)
El rostro: Basta con una fotografía, que usando una herramienta de software, analiza el rostro y genera retratos faciales.
La voz: El individuo pronuncia un código de acceso prefijado (nombre, apellidos, número de teléfono o una frase) y el sistema lo reconoce o no a partir de las características de la voz.
El iris: El sistema obtiene una imagen del iris del ojo de una persona y esa imagen es comparada con la imagen grabada. Es una técnica muy eficaz.
La retina: La capa sensorial situada al fondo del globo ocular está recorrida por numerosos vasos sanguíneos y la posición de estos es la que facilita la identificación.
La biometría: Es una tecnología de seguridad, que consiste en la verificación automática de la identidad basada en el reconocimiento de características biológicas de la persona (huella dactilar, iris voz, etc.) incluyendo un dispositivo que obtiene una muestra biométrica de la persona y la compara con una base de datos. Antiguamente se media todo el cuerpo (brazos, piernas, torso, etc.) hoy en día es tan simple como colocar el dedo sobre una máquina o colocarse delante de una cámara.

El ADN como identificador.
En todos los seres vivos, los genes se componen de ADN. La estructura molecular del ADN se asemeja a una muy larga escalera en forma de espiral. El código genético, la huella genética forense, se determina por el orden que ocupan las bases (los “peldaños” en la escalera) porque tiene una secuencia única que se diferencia para diferenciar unos genes de otros.
a Estructura y función del ADN.
El ADN está formado por 4 tipos de nucleótidos, tiene una estructura helicoidal de una doble hélice entrelazada, similar a una escalera “retorcida”.
Identificación humana.
El crimen surgió con el hombre mismo, y éste, consciente de la punibilidad de su acción, siempre ha intentado ocultar la autoría. La sociedad se encontraba entonces y se encuentra ahora con el problema de determinar la identidad de la persona que ha cometido el hecho. Un requisito previo es la identificación de la persona porque no se puede impartir justicia si el culpable no está plenamente identificado.

Así surge lo que actualmente se conoce como Genética Forense, gracias a la que en 1988 se condenó por primera vez a un criminal –Pitchfork, un violador en Inglaterra- usando su ADN. Ésta Genética Forense permite ampliar su campo de estudio a la Medicina Legal sobre determinadas muestras tomadas de un cadáver reciente (víctimas de desastres colectivos), permite la identificación de restos cadavéricos, esqueléticos, personas desaparecidas, usar indicios del lugar de los hechos (como sangre, saliva, pelo, esperma, piel, etc.) y hacia la investigación de la paternidad.

En Bolivia actualmente esta técnica de identificación está vigente, la usan en la sección de Genética Forense de los laboratorios del Instituto de Investigaciones Forenses en la ciudad de La Paz.

3 Banco de huellas genéticas.
a Banco de datos.
Un banco de datos permite básicamente dos cosas:
ü Atribuir a un mismo individuo delitos y, ubicar o descartar sospechosos respecto de los cuales se tiene la huella genética previamente registrada.

El FBI cuenta con uno de los bancos de datos más antiguo que en octubre de 1988 empezó a hacerlo. Su sistema de banco de datos de perfiles de ADN, se denomina CODIS (Índice Sistema Combinado) que trabaja a tres niveles (local, estatal y federal). También se hace mención al banco de datos de la Interpol, de Canadá, Puerto Rico, Argentina y México. Así también Perú que cuenta con un Proyecto de Ley.

Banco de datos genético en Bolivia – BADEGIC.
Los sistemas criminales generan bancos de datos de los delincuentes. Una fotografía, datos biográficos, huellas dactilares constituyen el mismo. El Banco de Datos Genético de Identificación Criminal (BADEGIC) sería nuestro proyecto en Bolivia, sería un “conjunto organizado y sistematizado de información genética referido a individuos de la especie humana y obtenidos a partir del análisis de ADN”.

La expresión “banco de datos” es utilizada porque se maneja material genético e información genética, es decir, muestras (evidencias) y datos.

Pruebas de paternidad.
Es aquella prueba que tiene por objeto probar la paternidad, es decir el parentesco ascendente en primer grado de un individuo y un hombre (presunto padre). La prueba se basa en comparar el ADN de ambos. Para un análisis exacto, es necesario realizar un análisis con tres muestras: de la madre, del presunto padre y del hijo.

El código de familia en el Art. 207 indica: “PRUEBAS DE PATERNIDAD: La paternidad puede declararse con el auxilio de todos los medios de prueba que sean idóneos para esclarecerla con certeza…”

La prueba puede realizarse sin la autorización de la madre, ya que hay un vacío legal en éste punto y será el Juez quien determinará si acepta o no el informe genético como prueba.

Antropología forense.
Concepto.
Se habla de la antropología cuando se busca determinar datos sobre la identidad, la data de muerte y circunstancias que rodearon a la muerte. Se habla de la causa de la muerte en cadáveres antiguos, en mal estado, restos humanos o simplemente huesos.

La escena de hechos.
La escena de hechos en estos casos sería la zona del entierro (una escena cerrada) que tiene los límites claramente demarcados.

Se debe proteger la escena de hechos, se debe observar, fijar, narrar, tomar fotografías, dibujar croquis, realizar planimetrías, señalar y rastrear las evidencias.

También puede ser una escena abierta, por ejemplo un campo abierto. En estos casos se debe empezar en el punto donde está el cadáver hacia afuera, sea en círculos o en franjas.

Análisis restos óseos – Odontología Forense.
La Antropología Forense tiene por misión, idealmente, el llegar a establecer la identidad positiva de un sujeto a través del estudio de las características de sus restos. Muchas veces esto no es una tarea sencilla o incluso posible, dado el tiempo transcurrido desde la muerte, o los cambios ocurridos en los restos por influencias de los años. Se debe enviar todos los restos cadavéricos (huesos) hasta el laboratorio de antropología, aunque lo mejor es que el equipo de antropología se constituya en el lugar donde se encontraron los restos a identificar.

Durante el análisis de restos óseos se debe seguir un protocolo donde se debe anotar la fecha, ubicación, hora de iniciación y terminación del análisis del esqueleto, y el nombre de todos los participantes; radiografiar antes de hacer una limpieza (sin enjuagar ni restregar, dejando que sequen); dejar constancia de la condición de los restos (por ejemplo: intactos y sólidos, erosionados y quebradizos, chamuscados o cromados) y proceder a la identificación preliminar (determinar edad, sexo, raza y estatura dejando constancia del por qué se realiza tal afirmación y fotografiar las pruebas que apoye está conclusión). Posteriormente realizar la identificación individual (buscar traumas y anomalías, dejar constancia y fotografías de cada conclusión).

La odontología forense estudia los tejidos duros y blandos que conforman la cavidad oral y los valora como elementos de prueba para resolver situaciones que se presentan en el campo jurídico. Es de gran importancia para la identificación ya que los dientes persisten a través de los años, manteniendo su información genética. Ya sea a través del estudio de los trabajos de reparación odontológica o de prótesis, de trabajos sobre las mismas (prótesis removibles totales o parciales, prótesis fijas, obturaciones de amalgama de plata, endodoncias, bracketts de ortodoncia, etc.) o por medio de pericias más actualizados (como análisis de perfil de ADN).
La odontología forense, es considerada como una de las ciencias que brinda a la sociedad una gran ayuda desde el punto de vista legal, en especial en el área de la criminalística, precisamente por la aplicación de los conocimientos odontológicos con fines de identificación, ya que el manejo adecuado de la evidencia dental propicia la valoración y presentación de hallazgos dentales, que pueden tener algún interés por parte de la justicia, en especial la criminalística. La identificación de una persona en determinadas circunstancias puede ser muy difícil, pero el odontólogo forense actual debe explotar su potencial de investigador, para así, contribuir a esclarecer la escena del crimen, ya que a través de su óptica se puede detectar evidencias que podrían pasar por alto algunos especialistas en el área de la criminalística. De allí, la importancia de Analizar los métodos de identificación en la recolección de evidencia odontológica en la valoración de hallazgos dentales que ingresan a la morgue Aragua, objetivo que ha sido planteado en la investigación, dada la relevancia que estos indicios orientan en la selección del método acertado en cada caso, conllevando a la recolección del material probatorio odontológico, para su posterior valoración, lo cual servirá de fundamento en el esclarecimiento del hecho cometido, así como conducir la investigación con certeza a resolver el hecho y los presuntos culpables. Para tal efecto, se utilizará un tipo de investigación de campo, con un diseño descriptivo y un nivel bibliográfico. La población está constituida por veinte (20) funcionarios del Cuerpo de investigaciones científicas, penales y criminalísticas (CICPC) adscritos a la morgue del Estado Aragua. La muestra es la totalidad de la población. Además se aplicó una encuesta como instrumento de recolección de datos, con quince (15) items cerrados. La validación del instrumento es por juicio de expertos, aplicando para ello, la escala de Lickert. Los resultados fueron analizados a través de gráficos, del cual se pudo determinar la relevancia criminalística en la rigurosidad protocolar para la identificación de cadáveres en la estomatología forense utilizados en las Morgues, en consecuencia se evidenció que casi la totalidad de la muestra consideran que los procedimientos y técnicas aplicados en el estudio de la identidad de evidencias forenses, se basan en los principios formulados por criminalistas

Determinación del sexo, raza, edad, estatura.
Otros de los objetivos de la Antropología Forense son la determinación del sexo, raza, edad y estatura, por ejemplo: comparando el cráneo masculino con el femenino, aquel es de mayor tamaño y pesa más.

La cuestión de la afiliación racial es de difícil respuesta, ya que si bien existen clasificaciones, algunos detalles anatómicos que a menudo sugieren la raza de un individuo (por ejemplo: los individuos negros poseen aberturas nasales más grandes, los blancos rostros más angostos, etc.) no son determinantes.

La edad, por otra parte, suele ser más certera (por la cantidad de dientes, cambios en la columna, examen al hueso púbico, etc.)

La estatura puede estimarse midiendo uno o más huesos largos completos (humero, radio, tibia, etc.)

Intervalo de tiempo desde la muerte.
Esto puede ser extremadamente difícil ya que tal estimación se basa en la cantidad y condición de los tejidos blandos, como por ejemplo: piel, musculo y ligamentos presentes, la preservación de los huesos, olor, plantas, insectos, etc. Mientras más tiempo haya transcurrido desde la muerte, más difícil será la determinación del intervalo.